Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2006
Uno de mis libros preferidos es Memorial del convento de Saramago. La verdad es que desde que el inefable Basilio Losada no traduce al Nóbel pues sus libros han perdido mucho. Los que fuimos alumnos del galego pudimos leer las obras en español adivinando qué comentarios jocosos no había escrito Saramago en portugués.
Aunque ni el mejor de los traductores habría podido expresar qué eran las "vontades" que Blimunda iba recogiendo de los agonizantes, para don Basilio fueron las "voluntades" pero "las ganas de vivir" y "el alma" se quedaron en las vontades del original.
Y esto porque hoy me quejé a mi gurú de que tengo todo lo que hace un año quería tener pero que ahora quiero mucho más y que no me siento bien porque es como no apreciar lo que ya tengo. Y Anna, que de vez en cuando me deja a cuadros, me dijo que la energía de querer cosas es lo que nos mueve en la vida y que el querer "conformarnos" con conseguir lo que vamos queriendo no es…

Feliz cumpleaños

Hoy cumple Mario Benedetti 86 años, si hay algo que me produce envidia es la gente que envejece bien, si hay parejas que me dan envidia son las de ancianos bien avenidos, si hay talentos vivos que me conmueven uno es el de Benedetti. Pese a las críticas.


No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma

no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios

no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana

y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Perchero, mesitas y sofá...

Creo que voy a empezar a olvidarme del stress y del agobio del trabajo (y sólo llevo una semana) y ponerme a cambiar cosas de la que fue "segunda residencia" familiar antes de caer en el abandono.
Pensé en desplazar el armario de mis abuelos, aunque tiene más de setenta años y me da pena, y poner un perchero metálico. La nueva cama está como en un minibaúl y se puede aprovechar ese espacio para la ropa de cama y así podría poner dos mesillas metálicas, con ruedas.
No me gustan las mesillas, pero me gusta leer y, aunque no me importe mucho dejar los libros por el suelo, creo que es mejor que estén arropados. Me gustaría que fueran metálicas, como el perchero.
Y si fueran en color bronce, mejor, pero va a ser que estas cosas son siempre plateadas...
También quiero un sofá, llevo tres meses diciéndolo pero esta semana que viene tengo vacaciones familiares y pensaba en lo de la política de hechos consumados, pero necesito ayuda... Me gustaría uno en plan chaiselongue pero mi madre d…