09 septiembre, 2006

Perchero, mesitas y sofá...

Creo que voy a empezar a olvidarme del stress y del agobio del trabajo (y sólo llevo una semana) y ponerme a cambiar cosas de la que fue "segunda residencia" familiar antes de caer en el abandono.
Pensé en desplazar el armario de mis abuelos, aunque tiene más de setenta años y me da pena, y poner un perchero metálico. La nueva cama está como en un minibaúl y se puede aprovechar ese espacio para la ropa de cama y así podría poner dos mesillas metálicas, con ruedas.
No me gustan las mesillas, pero me gusta leer y, aunque no me importe mucho dejar los libros por el suelo, creo que es mejor que estén arropados. Me gustaría que fueran metálicas, como el perchero.
Y si fueran en color bronce, mejor, pero va a ser que estas cosas son siempre plateadas...
También quiero un sofá, llevo tres meses diciéndolo pero esta semana que viene tengo vacaciones familiares y pensaba en lo de la política de hechos consumados, pero necesito ayuda... Me gustaría uno en plan chaiselongue pero mi madre dejaría de hablarme por su teoría de los espacios muertos en estos sofás que parece que no puede competir con la mía de estirarse como un gato con espacio para el portátil, porque una hija de mi madre no puede hacer esas cosas.
A ver qué consigo en una semana, entre 0 y 3...
Que corran las apuestas...

1 comentario:

foscardo dijo...

Con perseverancia y teston se consigue todo.
Cuenta con mi arco y miguel con si hacha. La comunidad de los adictos a ikea velaran por ti. Si pillas unos muebles que a tu madre no les guste mejor asi no entrara en tu casa.