25 noviembre, 2005

Espantabrujas

Las chimeneas como las del centro de la foto se llaman "espantabrujas". Cuentan que antes los habitantes del Pirineo oscense creían que las brujas sabían todo lo que pasaba dentro de las casas porque podían entrar a través de las chimeneas y ver y oir en vivo y en directo y que luego lo extendían por ahí.
Así que para evitarlo, cuando construían las casas, añadían a sus chimeneas una piedra porosa que traían de Cataluña porque pensaban que las brujas quedarían atrapadas en sus entresijos y no podrían entrar en el interior. Y de ahí su nombre.
Las "espantabrujas" de ahora son meras reproducciones de las antiguas porque ahora ya saben que cualquiera que acercara el oído a esas esbeltas chimeneas de piedra podía escuchar las conversaciones que se entablaban en el interior de las casas, fueran o no brujas. Ahora están de adorno, para que acudan turistas a hacer fotos y soñar con los tiempos en que se aún se creía en cuentos de hadas.
¿Se podrían poner en un blog?

2 comentarios:

amparoland dijo...

Si señora, "espantabrujas". Los de ciudad nos perdemos tantas cosas...

Eva dijo...

Y si le pongo una chimenea al blog por la parte de atrás y le coloco una piedra pómez detrás del banner de blogger...
Qué pena no haber acabado caminos...