03 agosto, 2006

Vacaciones

Tengo ya unas ganas locas de salir de Barcelona, he estado mirando mi único viaje de agosto programado (salvo una excursión de dominguera) y me he quedado con las ganas de releer El nombre de la rosa porque vamos a la Sacra di san Michele donde Eco imaginó que sucedía la obra. No me suelen gustar las iglesias pero me hace ilusión ver ésta.
Ha sido un mar de casualidades el que ha hecho que acabemos por allí pero me gusta que sea así. La zona está llena de historias y me irá bien cambiar de aires.
San Miguel se supone que representa al bien venciendo sobre el mal, me gustan esas historias. Me recuerdan a un trabajo que hice sobre La leyenda de los dos san Juan, de Alexis Curvers, analizando la diferencia entre las apariencias simbolizadas por san Juan Bautista y la esencia simbolizada por San Juan Evangelista y la progresión "in diminuendo" de la religiosidad durante el recorrido artístico que hacía el protagonista desde el Egipto copto a la ínclita catedral de Gante. Incluso me recuerda a Memorial del convento de Saramago, con todos esos lugares a los que me gustaría ir. Y obvio que me recuerda las ganas que tengo de viajar a cualquier lado.

2 comentarios:

amparoland dijo...

Júrame que harás algo más que recorrer la abadía ecossiana.

Eva dijo...

Pero si voy con Richard & Miguel... Miguel ya tiene una ruta apretadísima con TODO lo que se puede ver y algo más... aunque Richard ya me anda liando para no hacer las excursiones con subidas... pero qué te voy a contar de estos dos que tú no sepas.