10 diciembre, 2006

Las intermitencias de la muerte II

Finalmente lo acabé, y antes de volver a cumplir años!, y mientras pasaron por la tele la segunda parte de El lado oscuro del corazón y, en comparación, la peli se me hizo pobre y banal.

Claro que querer expresar con imágenes los sentimientos es peligroso y siempre se va a rozar el ridículo y, siempre lucirá más lo escrito que lo visto.

De todos modos entre ir por la cuerda floja sin red, como en la película, o ser una muerte con miníscula que un día no es capaz de cumplir su tarea con un violonchelista y cómo, poco a poco, siente y se humaniza y hace que por un día no importe la Muerte con mayúscula puesssss.... Pues que me quedo con esa muerte petarda, que babea y hace el ridículo y que, casi sin saber qué hace, se pone a vivir...

3 comentarios:

Amparo dijo...

Me alegro de que lo acabases a tiempo. Yo aún tengo unos cuantos para terminar antes de marzo, aunque igual los dejo para después ;-)

berberech0 dijo...

Como no conectas ultimamente te felicito el cumple por aquí. Pasa un buen día, semana, mes, año, vida... :)

Eva dijo...

Gracias, a mí me gusta cumplir años, me puedes seguir felicitando el resto de la vida...