Ir al contenido principal

Lectura compensatoria

Después de las últimos lecturas, pensé en Xuan Bello, que escribe como nadie, que se carga al tiempo de un plumazo y te reenvía a Paniceiros que es el pueblo universal de origen. Así que retomé sus libros y me imbuí en el ambiente de los pueblos que conozco y en cómo me gustaba de niña correr y maravillarme con todo lo que veía y que era tan diferente de la ciudad.
Xoan Bello escribió esto cuando aún era más joven que ahora:

PANICEIROS (1994)

Conozco un país donde el mundo se llama
Zarréu Grandiella Picu la Mouta Paniceiros

Un mundo que perdió sus caminos
Jerusalén levantada en la palma de la mano de un niño

Un mundo que era alto luminoso esbelto
Naciente y fuente y vocación de río

Donde los hombres callan y el silencio es renuncia
Donde olvidamos el ser Donde claudicamos

Un país donde la casa cae Cae el hórreo el puente
el molino la iglesia el hombre también cae

Donde la mirada era pura sencilla
la huella que había dejado la nube en el cielo

Donde tan sólo nos queda la memoria
corrompida de la infancia Nuestra soledad

Este abandono nuestro

(De El llibru vieyu, 1994

Traducción del autor recogida en Paniceiros, Barcelona, Mondadori, 2004, p. 39).

Casi cualquier párrafo es una joya, a mí me gustaron éstos de entre los que voy releyendo en Paniceiros:

En Paniceiros, en las tierras de Preda o en el Picu la Mouta, se oye el mar ciertos días. Apenas nos separan treinta kilómetros pero una constante niebla impide, si no es el azul reflejado en el espejo del cielo, verlo. Oír, ya digo, sí que se oye, y al Picu la Mourta subía mi bisabuela Eugenia a escuchar ese bramido sordo, la tierra entera convertida en una caracola, por ver si de allí llegaban noticias de sus hijos en Buenos Aires. p.37

Me parece que se llamaba Mateo o Marcelino, ya no me acuerdo. Tenía diez años y todavía creía en los reyes. En la escuela nos dijeron que guardásemos el secreto. El médico había dictaminado que aquélla era la última noche de Reyes que tendría y los padres no querían que perdiera la ilusión. Lo entendimos. Lo malo es que nosotros, que ya no creíamos en ellos, todavía no sabíamos qué era la muerte. p27.

Y es que...

Abrir una puerta de la memoria es introducirse en un laberinto tortuoso. Una puerta da a otra puerta, una situación te lleva a otra. Mi madre me había hablado de que Lula Catuxu sabía recitar la oración de san Antonio, imprescindible cuando desaparecía un animal... p.225

Comentarios

Goelet ha dicho que…
Besitos, estoy demasiado cansada como para hablar mucho más, sigo escribiendo en los blogs, a ver si subo algo más del cuento.

Más besitos (toy babosilla)

qi

Entradas populares de este blog

Dolor

Internet dixit:
El dolor de cabeza de origen cervical o tensional con rectificación de la columna generalmente se debe a contractura de los músculos del cuello, cara o cabeza.
La postura, un esfuerzo, una situación emocional o el estrés generalmente representan la gota que rebasa el vaso en un sistema sobrecargado por otras irritaciones.
El tratamiento debería estar dirigido a la causa y no a la consecuencia; tanto los calmantes como los relajantes musculares tratan la consecuencia; los medicamentos tapan el problema, no lo resuelven.
Pues vaya ánimos y qué dolor de cabeza...

Geranio & apandadora SL

Me siento una apandadora, una apandadora afónica porque sueno ronca, pero una apandadora. Por la mañana me visto de algodón con casi lo primero que pillo limpio, aunque suelo comprar todo conjuntado entre sí para no tener que sentirme demasiado disfrazada, no me maquillo, no uso cremas, casi ni me peino (mi peluquera se merece el cielo por conseguir un corte que no necesite peine) y salgo hacia el colegio.
Me paso la semana ideando maneras de cambiar de trabajo, no paro de oir sobre la suerte de ser funcionaria, de tener un trabajo estable, de acabar a las cuatro, etc. y yo me siento una apandadora porque me paso la vida queriendo escapar de este mundo laboral y no lo consigo. Y este año estoy bien, salvo que me quedo sin voz, la otorrino me dice que me paso la vida en tensión, que el trabajo no ayuda, que fuerzo la voz, que los nervios me dan acidez y que tendría que cambiar de trabajo. El otro día me dijo, empezaste dando clases de COU de tu especialidad, podías enseñar conocimient…

Sin

Me llamo Eva y soy celiaca. Los hechos lo corroboran, desde que no tomo gluten, mis uñas no se quiebran, mi pelo no se cae, no tengo urticarias ni erupciones, no me siento incapaz de hacer cualquier cosa y mi humor ha mejorado muchísimo.
Cuesta decir adiós a los restaurantes, no comprar nada que no lleve la etiquetita de la FACE o un "sin gluten", claro que eso no implica una alimentación 100% sana, a no ser que incluyamos en ella a la nutella y a las patatas fritas, de las que intento no abusar, pero que no tienen gluten.
Aún no me acostumbro a las harinas sin gluten, salvo a la de maíz, y si me quedo sin arroz, ahora es un drama. Ya no quedo a cenar ni a comer, salvo que sea en un Viena o un Burguer Hearth, pero sentirse bien compensa con creces.
Que te lo detecten a los 42 tiene delito, tengo que dar las gracias a Patricia que, como celiaca, me insistió y me dirigió en el proceso. Cambié de alergóloga y me tocó una chica andaluza que seguía los protocolos de allí y me hiz…