02 julio, 2007

Naturalismo de sobremesa

La verdad es que esta película me recordó a los cuentos de Maupassant, en los que ni hay malos ni buenos, pero que son a ratos lo que los franceses dirían "dégoûtants" y lo que aquí diríamos que te hacen pensar que qué asco de mundo.
Y es que, cuando esto del naturalismo se hace cine, se le pegan las leyes del karma y lo de cada cual recoge lo que siembra, pues nos sale una peli como La última nota que parece una peli de TV de sobremesa y que milagrosamente ha sido éxito de taquilla. Habrá tenido un buen distribuidor... o habrán quitado en Francia lo de las pelis para televisión mientras se exhibió ésta.
Quién sabe...

No hay comentarios: