22 noviembre, 2007


Create your custom cookie at blinkyou.com

Una, yo, no puede dormir y, a parte de enviar mails a amigos a los que hacía tiempo que no escribía, pues me ha dado por hacer galletitas como las de arriba, que engordan menos y por recordar a Blade runner, y todo porque hoy me han explicado de una sesión de dinámica de grupos a la que no asistí y en la que hicieron eso de que digas dos cosas de ti que son verdad y una que es mentira y he pensado que hay cosas de mí que nadie creería, y me he puesto un poco triste porque no es que los amigos tengan que saber todo los unos de los otros, pero es como si no fueras tú de quién son amigos o enemigos. Y bueno, todo esto, me llevó a Blade runner y, mirando el fragmento me he sentido un poco vieja, con lo jóvenes que están los actores y lo que me gustaba y me ponía Rutger Hauer hace veintitantos años y lo mayor que está ahora. El tiempo pasa para todos, desde luego, pero Harrisson Ford, el que nunca me gustó, envejeció mucho mejor. Lo que es la vida.
Y... mejor dejo de emparanoiarme porque no paro de reñir a todos con que me sean positivos, no riñan, no se compliquen la vida, no me busquen las cosas malas y yo me pongo a contarle arrugas a mi Rutger!!!!

No hay comentarios: