16 mayo, 2008

Tunning

He transformado al osito del ikea en osita hippie mientras veía (es un decir) El internado, pensando que qué mono es el niño de Manuel Rivas y que de tal palo tal astilla y que qué mono es Luis Merlo y sin conseguir ver otro interés a la trama.
El vestido y los zapatos son de tela de 0,99€ el metro de ikea, la diadema es de un trapito atrapapolvo (limpio) del lidt y ahora luce un collar de cuentas que fue un coletero. De cerca luce más bonito porque el cinturoncito es una pasamanería muy mona que tenía por ahí.
Por detrás tiene un donuts azul, que estas telitas del ikea son así, tipo mandala, y tiene un brazo un poco más largo que el otro porque eso de hacer patrones nunca me gustó y las tijeras de papel cortan mu mal la tela.
Nada como una baja por una hemorragia (in)oportuna que duró un mes y que me hizo estar inmovilizada una semanita, como para ponerse a hacer estas cosas.
Estoy pensando en usar otro donuts para hacer una almohadilla para poner agujas pero necesito relleno de cojines, esto de tunear tiene sus inconvenientes. Sin contar con que soy alérgica a casi todos los ácaros y debería estar muy alejada de los peluches. Siempre los cedo en adopción.

2 comentarios:

Amparo dijo...

Una monada de osa.
Voy a trabajar un par de meses relativamente cerca de tu casa (en Cisell). As you want we can meet each other ;-))

berberech0 dijo...

Qué potito. (lo digo sin retintín ni remilú)