28 octubre, 2008

Si no lo vas a arreglar, no lo toques.

Esto es de 1992, y lo escribiera ella o su señor padre, o quien fuera, no cabe duda de que era un/a buen conferenciante.

2 comentarios:

Amparo dijo...

Si las niñas y los niños de 12 años de hoy en día leyesen como ésta (ya no hablo de expresarse), a lo mejor teníamos más cerca la solución a muchos problemas. Pero, como dijo Aquel, "vamos hacía atrás, como el cangrejo".

B-Lego dijo...

¡Menudo varapalo!

El que un político profesional sea incapaz de hablar con la misma claridad que una niña de 12 años da mucho que pensar.

A ver si aprenden.