01 febrero, 2009

Australia

Australia es más la mancha del techo de los "Lunes al sol" que la peli de Baz Luhrmann que he visto hace un rato, aunque tengo la excusa perfecta para tararear over the rainbow una temporada. Me había dicho Richard que era azucarada pero no lo es, es como un homenaje al botox de la reina de África, mezclado con otras muchas películas. Tiene final feliz, los protas no acaban casados, no tiene tanta moralina gratuita como otras, pero esa Nicole Kidman inexpresiva, casi momificada en vida, quita credibilidad a ese Hugh Jackman que parece sacado de un calendario erótico en casi cada escena ¿es humano? y a ese niño con esos ojazos que desafían todas las leyes de la proporcionalidad... Vamos que es muy triste tener que envejecer con botox. Al salir hemos dicho que si alguna vez caemos en la tentación de él, pensaremos en Nicole*.


*Obviamente, una gran parte del comentario es debido a la envidia cochina.

4 comentarios:

amor dijo...

y actores australianos, para que no quepa duda

nicole lo es, ¿hugh también?

Eva dijo...

Sí, ambos, la nocilla de allá ha de llevar algo especial.

amor y libertad dijo...

por cierto, hugh es humano pero es mutante, le salen como unas uñas de metal muy largas por las manos, es medio lobo, te lo juro, he visto imágenes en algún sitio

amor y libertad dijo...

me da gusto ver que tienes a scarlett-libro de horas enlazada, le cometaba muy poca gente, y es un amor de persona