02 agosto, 2009

De vuelta


Mi cuerpo volvió el 26 de julio; mi maleta, el 28 pero partes de mí se han ido quedando por Indonesia desperdigadas entre los paisajes y los mimos. Y ahora estoy troceada en Barcelona, intentando volver a la realidad, asimilar lo bueno y lo malo de lo que he vivido, como una oruga que vaya a transformarse y aún no sabe en qué.
Da igual lo que pase, importa lo que pasó, aún así estoy en una nube que no sé si es de tormenta o de algodón de azúcar y espero que llegue septiembre para reincorporarme al trabajo, en centro nuevo, al lado de mi casa y en el que espero poder y saberme adaptar.
Agosto es de por sí un mes raro, tengo que encontrar la manera de disfrutarlo...

1 comentario:

Amparo dijo...

Sea como sea que hayas vuelto, bienvenida ;-)