24 diciembre, 2009

Cuando todo va bien

Cuando todo va bien, es raro. No tengo ni miedo de que algo falle sino la sensación de estar viviendo lo que toca y de querer aprovechar lo que tengo en cada instante.
Casi siempre me he sentido feliz pero igual analizaba todo mil veces hasta sacarlo de quicio y de contexto; cada vez lo hago menos, total, para lo que sirve... Ahora, tras un período de stress emocional, soy y estoy feliz el tiempo que dure, sin más.
Todo tiene su tiempo y, en unos meses, mi panorama será más complicado y ya quiero que sea así pero ahora es un bonito remanso sobre el que, simplemente, me apetecía escribir.

4 comentarios:

chaly vera dijo...

Armar y rearmar el rompecabezas es una necedad, es mejor que las cosas tal vayan presentandose uno las vaya enfrentando. Cada hecho tiene su momento.
un abrazo

Miscelanea dijo...

Es bonito lo que dices... Deberiamos hacer todos eso, pero es complicado, al menos para mi.

Sa Lluna llèpola. dijo...

Lo que tenga que ocurrir, vendrá... pero cuando estemos al otro lado del río, cuando hayamos hecho el camino, esperemos no girar la mirada y ver que hubo tan buenos momentos que no vimos...
Disfrutar de las cosas nos mantiene vivos.
Sigue feliz, todo dura en la medida que lo regamos.

Guillermo Vera dijo...

muy bueno el blog, me pasa a veces cosas como las que escribiste. seguí haciendolo que hace bien te invito a visitar mi blog