25 agosto, 2010

Otra vez

Otra vez vuelvo a tener ganas de escribir, no duermo muchas horas, es un verano raro y será un año más raro todavía. Este "curso" no va a tener mucho curso, me voy a tomar una temporada de baja y/o licencia, para cuidar de mí. El médico está de acuerdo, ya hace más de un año que me lo aconseja.
Hago siempre muchas cosas, pero siempre tengo la sensación de que no he hecho nada, a eso le llaman "capacidad de trabajo" pero luego resulta que, cuando estás trabajando, no te dejan hacer casi nada, salvo en honrosas excepciones y te van hartando poco a poco. Encima dicen que les stressas y te das cuenta de que hay gente que necesita una mañana para escribir una carta, para rellenar un impreso y que has de callar y mirar para otro lado porque suelen ser tus "jefes".
Ya sé que hay quien está mucho peor que yo, lo sé y no lo olvido, que mi cultura es árabe-judeo-cristiana..., pero "la carencia del vecino no es abundancia de nadie" y lo de imbuirme en el conformismo hindú aún no lo he probado.
Suerte que soy feliz con pequeñas cosas, como que hoy el cartero me haya hecho bajar a buscar un sobre en vez de dejarme otro papelito amarillo de correos. Y... por haber puesto una imagen de amapolas que me gusta pero que no viene a cuento. Me gustan mucho las flores.

3 comentarios:

Miscelanea dijo...

Las vacaciones siempre vienen bien.
A mi me encantan las flores, y si huelen bien mejor que mejor.

Amparo dijo...

Tengo unas amapolas gigantes como cabecero :-))

Raúl dijo...

Hola.
He caído en tu blog de repente al buscar la localidad de Besançon, donde una amiga está con una beca.
He ido mirando tus entradas y me gusta lo sincera que eres en tu espacio. Felicidades.
Curiosa tu vida...
Un saludo.