22 diciembre, 2011

2011

Sé que este año ha sido una pesadilla para muchos, pero para mí ha sido un año de aprendizaje y un buen año en general. Aún no ha acabado pero éste será el año en que pasé a tener un padre con tres riñones, aunque sólo funcione uno de ellos y aunque sea porque alguien murió suficientemente joven y generoso como para donar uno de los suyos. 
También ha sido un año de disgustos y sorpresas laborales, de cambio de planes continuo, de incompetencias burocráticas, de mucho cambio interno y de mirarme por dentro y descubrir que soy feliz, porque quiero tener lo que ya tengo. 
Éste será igualmente el año en que descubrí que tengo el gen HLA-DQ2 que ha estado haciendo que mi cuerpo se descontrolara cada vez que ingería gluten y que me ha causado durante muchos años depres que no eran depres, ansiedad que cayó en picado al quitar el gluten, molestias digestivas continuas y dermatitis atópicas que ya tardan mucho en reaparecer y que hoy -que he sido imprudente y he comido en un restaurante normal- pues me han vuelto a visitar para recordarme que lo primero soy yo.
Y he hecho un viaje en mi tiempo y he recordado cuando hace años compaginaba el trabajo con otros trabajos e iba stressada y un abuelito que iba de voluntario a la escuela de adultos de Premià donde yo trabajaba, el senyor Josep, me decía: "nena, primer ets tu, després la família i després la feina; quan la feina va primer és que tota la resta està malament" y yo lo miraba y decía "sí, sí, sí" y pensaba bueno yo estoy bien, que me dejen estar de familia y el trabajo es lo que corre más prisa. Durante muchos años he pensado en esa frase al ver a otras personas pero ahora que lo primero soy yo, luego la familia (biológica y escogida) y luego el trabajo pues pienso en el senyor Josep, que ya falleció, y pienso en todo el bien que hizo y que, aunque no se lo agradecí en vida, desde donde esté espero que sepa lo mucho que me han arropado sus consejos y que sonría como siempre hacía.

No hay comentarios: